SER FRAGANCIA DE CRISTO EN EL MUNDO


"FRAGANCIAS DE CRISTO"

SER FRAGANCIAS DE CRISTO ES ESPARCIR SU FRAGANCIAS DONDE ESTÉS
EN EL LUGAR QUE TE ENCUENTRES CASA,TRABAJO, IGLESIA ,COLEGIO ,EN FACE,
EN TU RED SOCIAL FAVORITA DANDO
TESTIMONIO DE SU PRESENCIA EN TI
¿QUIERES SER TU FRAGANCIAS DE CRISTO?

A TODOS LOS QUE NOS DEJAN ENTRAR EN SU CORAZON
MUCHA PAZ Y AMOR .GRACIAS A LOS AMIGOS POR ESTAR SIEMPRE AHI DISPUESTOS A DAR,
QUE LA PAZ Y EL AMOR DE JESUS NOS SIGA HERMANANDO Y DERRAMANDO BENDICIONES A TODOS







Esperamos ser de Bendicion a tu vida, asi como tu lo seas a nuestras vidas. Te deseamos Un Lindo Dia


sagrado corazon de jesus

miércoles, 6 de mayo de 2015


 Si la verdad libera, la mentira aprisiona, confunde, y te esclavisa. Vivir amando lo que eres, conociendo lo que puedes y no puedes hacer; vivir sabiéndote es ser libre, y te deja admirar las riquezas que Dios ha puesto también en otros para complementar la tuya.



El justo detesta la mentira, pero el malvado causa vergüenza y confusión. La justicia preserva al que camina con integridad, pero la maldad arruina al pecador. Hay quien presume de rico y no tiene nada, y hay quien se hace el pobre y posee grandes bienes.
 






 Dios inventó el tiempo, nosotros la prisa, y esta es muy mala consejera al momento de construir nuestra vida con decisiones sin meditar.  No importa cuan grande o pequeño sea el árbol, lo que asegura sus frutos son sus raíces.




El que ama la corrección, ama la ciencia, y el que detesta la reprensión se embrutece. El hombre de bien obtiene el favor del Señor, pero el Señor condena al malicioso. Nadie se afianza por medio de la maldad, pero la raíz de los justos será inconmovible.
 






 La luz de los Proverbios ayuda a ser auténtico, sin necesidad de nada más, y hace que la justicia se una al conocimiento y la misericordia para aplicarla en nuestra vida a todo empezando por nosotros mismos.


A los hombres rectos los guía su rectitud; a los hombres falsos los destruye su falsedad. De nada servirán las riquezas el día del juicio, pero la justicia libra de la muerte. La justicia endereza el camino del justo, pero el malvado cae por su propia maldad. La justicia libera a los hombres rectos, pero la codicia aprisiona a los traidores.

 
 La Sabiduría se sabe prevenir, demuestra ser sabia mucho antes de la acción, pues nos prepara para la reacción. Es también la madre de la sana astucia que se requiere cuando las circunstancias quieren sorprendernos durante nuestra vida, la Sabiduría es para siempre.
 
 




El Señor no deja con hambre al que es bueno, pero impide al malvado calmar su apetito. Poco trabajo, pobreza; mucho trabajo, riqueza. Cosechar en el verano es de sabios;
dormirse en la cosecha es de descarados. Sobre el hombre bueno llueven bendiciones, pero al malvado lo ahoga la violencia.
 


 
 
 
 
 
 


 
http://i453.photobucket.com/albums/qq257/fuentedevida7_2008/Imagenes%20refkexiones/IMAGENES%20C/EnfantfilleO.jpg?t=1263809316

http://i453.photobucket.com/albums/qq257/fuentedevida7_2008/Imagenes%20refkexiones/pl.gif?t=1263808669

Desde siempre El Padre ha mostrado su deseo de sentarse a ESTAR con nosotros, su deseo de convivir, y que mejor que una comida, una cena y la increíble sobremesa que se puede hacer con Dios. Los Proverbios son una invitación abierta para ti.








“Vengan, coman de mi pan, y beban del vino que yo mezclé.
Abandonen la ingenuidad, y vivirán, y sigan derecho por el camino de la inteligencia”.



 
http://i410.photobucket.com/albums/pp188/fuentedevida7/Obras%20-set/Obras%20sets2/NiaPriere.jpg?t=1263746103




http://i453.photobucket.com/albums/qq257/fuentedevida7_2008/Linias/Bc.gif?t=1224672772 




A pesar de que haya cosas evidentemente dañinas para el alma, siempre sirve que nos lo muestren y nos prevengan. Cuando comienzas a verlas por ti y sabes como reaccionar, eso ya es fruto de la Sabiduría.  De la que viene en todos los Proverbios que estás leyendo.




El temor del Señor es detestar el mal: yo detesto la soberbia, el orgullo, la mala conducta y la boca perversa. A mí me pertenecen el consejo y la habilidad, yo soy la inteligencia, mío es el poder.
Por mí reinan los reyes y los soberanos decretan la justicia; por mí gobiernan los príncipes y los nobles juzgan la tierra. Yo amo a los que me aman y los que me buscan ardientemente, me encontrarán.
 

http://i453.photobucket.com/albums/qq257/fuentedevida7_2008/Linias/Bc.gif?t=1224672772

 





La palabra mandamiento ya tiene un tono pesado antes de saber de que se trate. El Padre en los Proverbios insiste que se trata de luz que sale de Su Corazón para guiarte en todos, absolutamente todos los asuntos de tu vida.

Hijo mío, observa mis palabras y atesora mis mandamientos. Observa mis preceptos, y vivirás, guarda mi enseñanza como la pupila de tus ojos. Átalos a tus dedos, escríbelos sobre la tabla de tu corazón
 




 
 
 
 
http://i410.photobucket.com/albums/pp188/fuentedevida7/Obras%20-set/Obras%20sets2/Cadrebleu.jpg?t=1263745967

http://i453.photobucket.com/albums/qq257/fuentedevida7_2008/Linias/media23.gif?t=1258538457



http://i453.photobucket.com/albums/qq257/fuentedevida7_2008/Linias/media23.gif?t=1258538457


Todo la creación tiene en sí misma una total dotación de la Sabiduría de Dios. Los Proverbios son una maravillosa herramienta para descubrirlo hasta en una simple hormiga.
Proverbios#6
Fíjate en la hormiga, perezoso, observa sus costumbres y aprende a ser sabio: ella, que no tiene jefe ni capataz ni dueño, se provee de alimento en verano y junta su comida durante la cosecha. ¿Hasta cuándo estarás recostado, perezoso, cuándo te levantarás de tu sueño?
 


 
 
 

http://i254.photobucket.com/albums/hh116/martucha/Ofre-sets/002tpf.jpg?t=1249330849


QUE HA ENVIADO DIOS.
LA QUE EL PADRE QUISO ESCOGER.
Y QUE DE SU VIENTRE, LA SALVACIÓN SALIÓ.
COMO NO TENGO PONCHO
PARA RECOGER LAS FLORES
LAS ESCONDERÉ EN MI CORAZÓN.
TE LAS LLEVARÉ DE MUCHOS COLORES.
ASÍ COMO JUAN DIEGO LAS RECOGIÓ.
EN EL FIRMAMENTO LAS PONDRÉ, Y VEAN
LA MADRE DE MI SALVADOR.
QUE TE VEAN OTRA VES, CON LUZ Y ESPLENDOR.
QUE NO SE BORRE, JAMÁS
COMO EN EL PONCHO DE JUAN DIEGO.
QUE LAS MISMAS FLORES PINTEN A MAMÁ.
Y LA DIBUJEN EN EL CIELO.
PORQUE TU TE MERECES ESO Y MUCHO MÁS .
! MADRE YO A TI TE QUIERO !
TOMA LAS FLORES, QUE ESTE HIJO TE DA
Y COLÓCALES TUS LUCEROS.
AMÉN.
EL POETA DE DIOS VERDADERO 
GONZALO JOSÉ PICÓN REALES.
MAYO 01 2015





t graphique Marta V.

jueves, 23 de abril de 2015



ROSARIO DEL ESPÍRITU SANTO
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de SABIDURÍA.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)

Oración al Espíritu Santo:
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.
V. Envía, Señor, tu Espíritu y serán creados.
R. Y renovarás la faz de la tierra.
Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, danos el gustar todo lo recto según el mismo Espíritu y gozar siempre de su consuelo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
UNO: Gloria al Padre...

UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de ENTENDIMIENTO.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)
Oración al Espíritu Santo
UNO: Gloria al Padre...

UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de CIENCIA.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)
Oración al Espíritu Santo
UNO: Gloria al Padre...

UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de CONSEJO.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)
Oración al Espíritu Santo
UNO: Gloria al Padre...

UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de PIEDAD.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)
Oración al Espíritu Santo
UNO: Gloria al Padre...

UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de FORTALEZA.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)
Oración al Espíritu Santo
UNO: Gloria al Padre...

UNO: Ven Espíritu Santo con tu don de TEMOR DE DIOS.
TODOS: Ven Espíritu Santo
(Se repite lo anterior siete veces, una por cada cuenta)
Oración al Espíritu Santo
UNO: Gloria al Padre...

ORACIONES FINALES
Oración al Espíritu Santo
UNO: Ven Espíritu Santo aumenta nuestra Caridad.
TODOS: Ven Espíritu Santo
UNO: Ven Espíritu santo aumenta nuestra Esperanza
TODOS: Ven Espíritu Santo
UNO: Ven Espíritu Santo aumenta nuestra Fe.
TODOS: Ven Espíritu Santo
Oración al Espíritu Santo

CONSAGRACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
Oh, Espíritu Santo, fuente de sabiduría y amor: os consagramos para siempre nuestro entendimiento, corazón, voluntad, todo nuestro ser.
Haced que en todo momento sigamos vuestras divinas inspiraciones y acatemos las santas enseñanzas de la Iglesia Católica, cuya guía invisible sois.
Convertid nuestro corazón en hoguera inextinguible de amor a Dios y al prójimo; y a nuestra voluntad sometedla a la divina para que no forme con ella sino una sola, a fin de que nuestra vida sea fiel reflejo de la vida y virtudes de Jesucristo, a quien con el Padre y en unión con Vos, sean el honor y la gloria por los siglos de los siglos. Amén 











ORACIÓN PARA IMPLORAR LOS DONES DEL ESPÍRITU SANTO
1. Venid, oh Espíritu Santo, y concedednos el don de la SABIDURÍA, que dándonos a conocer la verdadera dicha, nos separe de las cosas del mundo y nos haga gustar y amar los bienes celestiales.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.
2. Venid, os Espíritu Santo, y concedednos el don del ENTENDIMIENTO, para que más fácilmente conozcamos y penetremos las verdades y misterios de nuestra Santa Religión.
Gloria al Padre, etcétera.
3. Venid, oh Espíritu Santo, y concedednos el don del CONSEJO, que nos haga elegir en todo momento lo que contribuya más a la gloria de Dios y a nuestra propia santificación.
Gloria al Padre, etcétera.
4. Venid, oh Espíritu Santo, y concedednos el don de la FORTALEZA, que haciéndonos superar todos los obstáculos que se oponen a nuestra salvación, nos una tan íntimamente a Dios nuestro Señor que nada, ni nadie, pueda separarnos de Él.
Gloria al Padre, etcétera.
5. Venid, oh Espíritu Santo, y concedednos el don de la CIENCIA, que nos dé el perfecto conocimiento de Dios y de nosotros mismos y de los medios que debemos poner en práctica y los peligros que debemos evitar para llegar al cielo.
Gloria al Padre, etcétera.
6. Venid, oh Espíritu Santo, y concedednos el don de la PIEDAD, que nos conduzca a cumplir con facilidad todo lo que sea del servicio de Dios y nos haga encontrar siempre dulce y ligero el yugo del Señor.
Gloria al Padre, etcétera.
7. Venid, oh Espíritu Santo, y concedednos el don del TEMOR DE DIOS, que nos haga evitar con el mayor cuidado en todos los instantes de nuestra vida, todo lo que pueda desagradar a nuestro Padre Celestial.
Gloria al Padre, etcétera.
Venid, oh Santo Espíritu Consolador, Padre de los pobres, dulce Esposo y suave refrigerio de las almas; venid y enriquecednos con las misericordias de vuestros siete dones, y danos con ellos vuestros preciosos frutos, a fin de que con vuestra divina asistencia guardemos puro nuestro corazón en la tierra y merezcamos después ver a Dios eternamente en el cielo. Así os lo pedimos por Cristo Señor nuestro que con Vos y el Eterno Padre vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.
SECUENCIA DEL ESPÍRITU SANTO
Ven, Espíritu Santo,
y envía desde el Cielo
un rayo de tu luz.
Ven, Padre de los pobres,
ven a darnos tus dones,
ven a darnos tu luz.
Consolador lleno de bondad,
dulce huésped del alma,
suave alivio para el hombre.
Descanso en el trabajo,
templanza en las pasiones,
alegría en nuestro llanto.
Penetra con tu santa luz
en lo más íntimo
del corazón de tus fieles.
Sin tu ayuda divina
no hay nada en el hombre,
nada que sea inocente.
Lava nuestras manchas,
riega nuestra aridez,
cura nuestras heridas.
Suaviza nuestra dureza,
enciende nuestra frialdad,
corrige nuestros desvíos.
Concede a tus fieles,
que en Ti confían,
tus siete sagrados dones.
Premia nuestra virtud,
salva nuestras almas,
danos la eterna alegría.
¡Amén. Aleluya!
SÚPLICA AL ESPÍRITU SANTO
Oh, Espíritu Santo, dulce huésped de mi alma, apiadaos de mis miserias, sacadme del error y concededme el perdón de mis faltas.
Oh, Espíritu del Padre y del Hijo, haced con vuestra gracia que pueda siempre decir de todo corazón: ¡Hágase Señor tu santa voluntad!
Espíritu de Sabiduría, reinad en todos mis pensamientos, palabras y obras, desde ahora hasta la hora de mi muerte.
Espíritu de Entendimiento, iluminadme y enseñadme.
Espíritu de Consejo: suplid mi falta de experiencia.
Espíritu de Ciencia: libradme de mi ignorancia.
Espíritu de Fortaleza: hacedme fuerte en el servicio de Dios; dadme valor para proceder en todo con bondad y benevolencia, con dulzura y fidelidad, con paciencia y amor, con alegría y magnanimidad.
Espíritu de Piedad: hacedme íntimo en mis relaciones con Dios.
Espíritu de Temor de Dios: líbrame de todo mal.
Espíritu de Paz: dadme vuestra Paz.
Espíritu de Santidad, adornad con las celestiales virtudes de pureza el templo de mi alma y preservadla de la mancha del pecado. Amén.
ORACIONES A DIOS PADRE PARA ALCANZAR EL DON DEL ESPÍRITU SANTO
Oh Dios, Padre amorosísimo, oíd nuestras preces e iluminad nuestra inteligencia con la gracia del Espíritu Santo para que sepamos servirte en la verdad eterna.
Oh Dios, Amor infinito, purificad nuestro corazón con el amor del Espíritu Divino para que os amemos con todo nuestro ser y sobre todas las cosas.
Oh Padre Eterno, abrasad con el fuego de vuestro Santo Espíritu nuestros corazones para que os sirvamos con recta intención toda la vida.
Oh Dios Creador, os pedimos que por tu Espíritu Santo nos concedáis el don de la fortaleza, para que nos preserve de todo pecado.
Oh Dios, Sabiduría infinita, que iluminas los corazones de los fieles con la luz del Espíritu Santo, concedednos que animados de ese mismo Espíritu conozcamos la verdad y gocemos siempre de tu consuelo. Amén.
PLEGARIA
Oh Divino Espíritu, ¡cuán poco consideramos tu incesante actuación en nuestras almas!. Tú eres en realidad la vida que Cristo quiso dar a sus ovejas en gran abundancia. Tú, el fuego que Él vino a traer a la tierra, deseando vivamente que ardiese.
Ven, pues, oh Espíritu Santo a nuestras almas, fuente viva de gracia, fuego de amor, amor personificado, unción espiritual, suave regalo, santísima luz, padre de los pobres, dador de todo don: haznos tener gusto y sabor y hambre y sed de lo justo y bueno, danos, en los contratiempos, descanso al trabajo, templanza en lo ardiente, consuelo en el llanto; llena nuestro pecho con un casto amor; y, ya que en el hombre sin tu ayuda no hay nada que no le dañe: ven, y lava lo manchado, riega lo que es seco, sana lo enfermo, doblega lo que es duro, gobierna el camino, enciende lo helado, concédenos tus siete dones, aumento en virtudes, feliz descanso y eterno gozo. Amén.



















PAN DE VIDA.......

Jesús nos dice: Yo soy el pan de vida... Yo soy el pan vivo bajado del cielo..., el que come este pan vivirá para siempre (Jn 6, 48.51.58). Jesús es el pan de vida, el pan para la vida, el pan que necesitamos en este mundo para vivir en abundancia la vida de Dios. Por eso, además de adorarlo y contemplarlo en la Eucaristía, debemos comerlo, es decir, comulgar. La máxima unión posible entre Dios y el hombre se da en el momento de la comunión. Dios y el hombre, el Creador y la pobre criatura, se hacen una sola cosa. El hombre queda absorbido por su Dios en un abrazo de amor. Esto se da de modo más pleno y permanente, cuando se llega al matrimonio espiritual. Entonces, el abrazo del Dios uno y trino, con el pobre ser humano es permanente, siendo signo de la unión total y definitiva que tendremos con Él en el cielo por toda la eternidad. 

Esta unión con Dios debemos vivirla lo más intensamente posible en los momentos íntimos de la comunión eucarística, deseando que esta unión sea total y permanente: viviendo cada día en esa tensión de querer unirnos más y más a Dios por medio de Jesús, asistiendo a misa, visitando a Jesús en la Eucaristía, adorándolo, contemplándolo y recibiéndolo en la comunión. De esta manera, la Eucaristía será para nosotros fuente de vida y de unión con Dios por medio de Jesús. Por eso, la Eucaristía debe ser para nosotros el pan de vida y el alimento del alma. 











Oración al Santísimo Sacramento
Te doy gracias Señor
Padre Santo,
Dios Todopoderoso y eterno
porque aunque soy un siervo pecador
y sin mérito alguno,
has querido alimentarme
misericordiosamente
con el cuerpo y la sangre
de tu hijo Nuestro Señor
Jesucristo.
Que esta sagrada comunión
no vaya a ser para mi
ocasión de castigo
sino causa de
perdón y salvación.
Que sea para mi armadura
de fe, escudo de buena voluntad;
que me libre de todos mis vicios
y me ayude a superar
mis pasiones desordenadas;
que aumente mi caridad
y mi paciencia
mi obediencia y humildad,
y mi capacidad para hacer el bien.
Que sea defensa inexpungable
contra todos mis enemigos,
visibles e invisibles;
y guía de todos
mis impulsos y deseos
Que me una más íntimamente a ti,
único y verdadero Dios
y me conduzca con seguridad
al banquete del cielo,
donde Tu, con Tu Hijo
y el Espíritu Santo,
eres luz verdadera,
satisfacción cumplida
gozo perdurable
y felicidad perfecta.
Por Cristo, Nuestro Señor, Amén